marca personal

Tom Peters, en su libro Re-imagina, describe las 10 actitudes necesarias como kit de supervivencia de la “marca personal”. Si no hay suficiente empleo para todos los que buscan trabajo, si los empleos son cada vez breves, si nos tendremos que reinventar profesionalmente varias veces a lo largo de nuestra vida, etc. ¿Qué hacer? Ve construyendo tu “marca personal”. Te ayudará a pasar a la acción.

Manteniendo sólo los títulos de un capítulo del libro de Tom Peters, hago una interpretación libre de las 10 actitudes que te ayudarán a crear tu marca personal. Útil tanto si piensas seguir con tu trabajo actual como si algún día decides dar un paso y crear tu propio negocio.

1- Piensa como un emprendedor

No estoy diciendo que dejes tu puesto de trabajo actual. Sino que deberías reimaginarte a ti mismo como CEO de tu empresa “YO S.L.” que hace servicios de ……. (lo que estas haciendo ahora) en empresas similares a la que estás ahora trabajando. ¿Cual es ahora tu valor de mercado? ¿En qué eres bueno? Sé el jefe de propio espectáculo. Ahora, por el momento, quizás en la empresa que trabajas. En un futuro, ¿en tu propia empresa?

2- Sé siempre un “rematador”

Si vas a capitanear una empresa importante, incluida una llamada “YO S.L.”, necesitas comprender los pormenores de…hacer dinero. El éxito de tu marca personal deriva de los proyectos que has implementado. No de las ideas que has lanzado al aire. Para eso tienes que practicar la venta (internamente en tu empresa, o a clientes si ya tienes una S.L.). Vender, cerrar tratos, cobrar. En definitiva: rematar, rematar y rematar.

3-  Ama el marketing

¿Cómo vas a comunicar tu marca personal? ¿A quién? Ve preparando tu marca personal en todos los ámbitos de tu vida. Y especialmente en las redes sociales. Crea un blog y empieza a escribir sobre lo que te gusta. Expande tus posts por Linkedin, twitter, facebook o las que te gusten más. Hacer el marketing de “YO S.L.” te ayudará a encontrar mejores trabajos sobre lo que realmente sabes hacer. O te despertará unas ganas enormes de empezar tu propia empresa.

4- Persigue la maestría

Para sobrevivir profesionalmente en un mundo competitivo, necesitas ser condenadamente especial en algo de que otros quieran pagar. En una palabra, necesitas exhibir…una verdadera maestría. ¿Cual es tu habilidad natural, que te hace destacar sin aparente esfuerzo? Pues trabájala a fondo para ser el mejor en ello, un verdadero maestro en…lo tuyo.

5- Incrementa la versatilidad

La maestría es algo grande. Pero ni siquiera será suficiente en un mundo que está cambiando constantemente. Tan importante es hacer una cosa extremadamente bien como la capacidad de adaptarse y reinventarse de nuevo cuando haga falta. Recuerda: no hay límite. La versatibilidad es tu salvavidas de supervivencia en este inquietante mundo cambiante.

6- Ríete de los grandes fracasos (llámalo errores)

El lado dulce de una actitud de marca personal es…un gran sentido del humor. Ríete de tus errores. Aprende de ellos. Muchos no son capaces de ello porque confunden fracaso con error. El fracaso se asocia al propio ser (soy un inútil, no sirvo para esto, etc). De ahí no extraemos nada positivo. En cambio el error es sobre lo que hice, probé, ensayé. Si ha salido mal, aprendemos de ello con sentido de humor, nos posibilita para nuevas acciones.

7- Alimenta tu red

Tu puedes tener una marca personal potente, que solo conoces tu. Lo que importa es lo que piensan de tu trabajo tus compañeros. Desarrolla una obsesión por la agenda. Debes formar -¡y gestionar deliberadamente!- una red cada vez mayor de contactos profesionales en tu campo. Está más que demostrado que las oportunidades de trabajo o de negocio vienen casi siempre a través de tu red de contactos. ¿A qué estás esperando? ¿A quién verás mañana?

8- Aprecia la tecnología

La brutal verdad es que a muchas personas simplemente “se les ha pasado el arroz” cuando se trata de captar las nuevas tecnologías. Pero hay esperanza: no necesitas ser capaz de programar por ti mismo. Debes apreciar instintivamente el hecho inequívoco que internet y todo lo que venga después pondrá boca abajo cualquier empresa y la sociedad en general, en un periodo muy corto de tiempo. Ten curiosidad por la tecnología, la necesitarás sí o sí. O sea que, espabila.

9- Postrate ante el joven

Aquellos de nosotros que ya somos más maduritos, puede que tengamos ciertamente este “apetito por la tecnología”. ¿Pero llegaremos a captarlo verdaderamente? ¡Ni pensarlo! De manera que debemos rodearnos de jóvenes. Este es el momento de la gente joven, increíblemente joven, que está dirigiendo el cambio de paradigma de la sociedad y de las empresas. Resultado final necesario: cada equipo debe incluir al menos un joven que no necesita “re-inventarse” digitalmente, porque ya nació, se crió y estudió en la nueva economía.

10- Cultiva la pasión por la renovación

Hay que ser muy bueno en algo. Y también hay que cambiar rápido. ¿Cómo hacerlo para evolucionar tu marca personal? Revoluciona tu cartera de capacitaciones… al menos cada seis años, si no más a menudo, es ahora…una necesidad de supervivencia mínima.

Pregunta: ¿tienes un plan formal de renovación de tu marca personal? Y si tienes uno, ¿es tan atrevido como demandan estos tiempos atrevidos?

Re-imagina. Tom Peters

Yo puedo serte útil en crear tu marca personal, tanto para brillar más en tu trabajo como para desarrollar tu empresa “YO S.L.”. Contáctame y hacemos una sesión de prueba.

¿Ya sigues mi blog? 🙂

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s